Contemplación de la Palabra de Dios en pequeños grupos

Este método simple se adapta a grupos pequeños que deseen profundizar el conocimiento de la Divina Misericordia mediante la reflexión de los Evangelios. El método ayuda a las personas a compartir un texto bíblico en un espíritu de conversión hacia la misericordia. Lo ideal sería que los grupos (de 6 a 15 personas) se reúnan ya sea en una iglesia o en una casa.
Objetivos de los encuentros

Mediante estas reuniones (la frecuencia puede fijarse en función de las posibilidades de cada grupo), el grupo transita junto, ayudándose unos a otros a estar más conscientes de la presencia misericordiosa del Señor, antes y ahora. ¡Cada uno aprende a leer las Escrituras con la ayuda de "los anteojos de la misericordia" ! Este ejercicio surte como consecuencia un efecto en la manera de leer nuestras propias vidas y la vida de aquellos que nos rodean. Por lo tanto, nos nutrimos del deseo de ser misericordiosos y de vivir en una siempre creciente dependencia de la misericordia.

Ayudar al líder del grupo a prepararse para la reunión
Con el objeto de que el grupo pueda encontrarse con Cristo en toda su riqueza a través de la lectura compartida de la Biblia y pueda descubrir la profundidad de su Palabra, un grupo en Francia ha presentado las siguientes hojas de ejercicios. Las mismas han sido utilizadas en los últimos años por numerosos grupos parroquiales. A la fecha hay dos recopilaciones disponibles : "Las parábolas de la Misericordia" y "el Evangelio según San Marcos a la luz de la Misericordia". Hay una muestra de la hoja en formato pdf disponible aquí. Para obtener más hojas por favor escríbanos a : ecolmi chez free.fr
*Estas hojas han sido confeccionadas a la luz de la exégesis actual de la Iglesia y del Catecismo de la Iglesia Católica.

Cómo está programado el encuentro
(Una breve oración de apertura al Espíritu Santo ayuda al grupo a recibir Su presencia y acción en la reunión)
1 Comprender el texto
Luego de leer el texto, cada uno trata de responder la pregunta "¿Qué dice el texto ?" Habiéndose preparado de antemano con la ayuda de la hoja de ejercicios, el líder del grupo estará ahora en condiciones de guiar la primera parte de este intercambio de información.

2 Entrar en un diálogo interior con el Señor
Una vez leído y comprendido el mensaje, este paso siguiente invita a los participantes a interiorizar y meditar la Palabra. El líder del grupo puede sugerir las siguientes preguntas para alimentar la reflexión : "¿Qué me está diciendo el Señor a través de este texto ?" y "¿De qué manera Dios está expresando su amor en este pasaje de la Biblia ?"

3 Concluir la oración y transmitir.
La reunión concluye con un momento de oración, alabanza e intercesión, expresando en voz alta o en silencio nuestra respuesta a la Palabra de Dios compartida. El líder del grupo puede instar a los participantes a orar espontáneamente haciendo la pregunta : "Al final de este rico intercambio, ¿qué me gustaría decirle al Señor como respuesta ?"

El objetivo es continuar la semana llenos de esperanza, ¡confiados en Su Misericordia ! Y con un deseo renovado de ser testigos de Su Misericordia.

Documents à télécharger